Epifanía

Una de las maneras en que podríamos mirar al Evangelio de hoy es considerando las actitudes allí expresadas para examinar la nuestras. Todo el mundo quiere identificarse con los Magos a primera vista nadie creemos que podamos tener la actitud de Herodes. Tenemos que mirar un poco más a fondo para ver si esa conclusión es válida.

¿Estamos abiertos a los “soñadores”, personas que buscan cambiar en lugar de adaptarse a la forma como son las cosas? En nuestra parroquia, ¿tenemos todo establecido como queremos? ¿Son los mismos líderes parroquiales de siempre los que toman las decisiones? La iglesia primitiva tuvo que aceptar personas de lugares lejanos con nuevas ideas, así como costumbres. La fiesta de hoy les recordaba de ser abiertos a aquellos que venían de lugares apartados a estar con ellos, a estar abiertos al cambio.

Cuando sofocamos la creatividad, cuando rechazamos nuevas ideas, cuando tratamos nuevas personas como si no fueran importantes, matamos esa nueva vida que el espíritu de Dios nos ha enviado. ¿Hay algo de Herodes en ti?

Los Magos nos ponen incómodos porque ellos siempre están siguiendo la estrella. Ellos siempre están dispuestos a descubrir al Señor en lugares nuevos y están dispuestos a dejarle a él a que cambie sus vidas. El Señor llama a cada uno de ellos para que ofrezcan sus regalos más preciados, el regalo de sí mismos, justo como El hace con cada uno de nosotros.

Estamos llamados a ser una Iglesia peregrina, una Iglesia en camino. Cuando no somos esa Iglesia peregrina nos convertimos en otro Herodes, amenazados por nuevas ideas, nuevas personas, cambios en estructuras de autoridad, etc. Si como los Magos no miramos hacia las estrellas y no nos arriesgamos a nuevas ideas y a soñar es nuestra comunidad la que se empobrece.

Por Padre Joseph Jablonski, MSC

© 2018 Missionaries of the Sacred Heart
Top
Follow us: